The Liberal Post

Portada Noticias Viral

Vladímir Putin, presidente de Rusia

Rusia mantiene contactos esporádicos con la oposición venezolana, declaró este lunes a Sputnik el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov, al asegurar que no se trata en absoluto de un canal paralelo al que existe con el Gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

"Hemos tenido varias oportunidades para recibir información de ellos, así como sus evaluaciones, y a un mismo tiempo hacerles saber nuestra opinión y nuestros planteamientos", respondió Riabkov a la pregunta de si hay contactos entre Moscú y representantes del autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó.

El vicecanciller resaltó que Moscú no rehuye contactos algunos.

"Al contrario, pensamos que cuantos más contactos hay, mejor para todos. Además, lo estamos haciendo en una modalidad comprensible, particularmente para el Gobierno legítimo de [Nicolás] Maduro, y de la que, estoy seguro, también están enterados en Washington", precisó.

Para Riabkov, "son contactos que buscan intercambiar información de primera mano sobre posiciones y planteamientos que se están explorando en la actualidad".

"No es un canal paralelo ni un diálogo permanente -en modo alguno se trata de esto- sino una comunicación puntual, esporádica, nada más, que se está plasmando en formas diversas, no necesariamente en conversaciones siquiera", dijo.

Con respecto a un nuevo encuentro con el enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, el vicecanciller ruso dijo que "no está planeado".

Los contactos que los altos diplomáticos de Rusia y EEUU mantuvieron en las últimas semanas, según él, pusieron de manifiesto "diferencias muy profundas, discrepancias y divergencias de postura" acerca de Venezuela.

A juicio del vicecanciller ruso, las nuevas restricciones impuestas a Cuba y Venezuela demuestran que los estadounidenses "prescinden de circunstancias obvias, como el proceso de negociaciones que continúa en Barbados".

Riabkov calificó este diálogo como "un atisbo de esperanza", al señalar que "hay visos de que las partes lo desarrollen de manera constructiva".

"No andan en círculos sino que realmente están buscando soluciones y es algo que siempre hemos estado defendiendo: hay que dejarles a los venezolanos que aborden sus problemas y elaboren un modelo de solución a través del diálogo. Pero EEUU mantiene la presión", dijo.

La crisis en Venezuela se agravó a partir del pasado 5 de enero, cuando el diputado opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el legislador se autoproclamó "presidente encargado" del país, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de "usurpación del cargo", como alegó.

Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero pasado tras unas elecciones a las que la oposición no se presentó por considerar que no estaban dadas las garantías para participar, calificó la autoproclamación de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post