The Liberal Post

Portada Noticias Viral

Brasília- DF 30-03-2017 Juiz Sergio Moro durante depoimento na comissão de reforma do Código de Processo Penal.o Lula Marques/Agência PT

Uno de los cuatro detenidos el martes por la Policía Federal de Brasil como supuestos hackers que invadieron dispositivos móviles de autoridades confesó haber invadido el celular del ministro de Justicia, Sérgio Moro, según la prensa local.

El hombre, cuya identidad se reveló como Walter Delgatti Neto habría confesado que penetró en el celular del exjuez, así como en el del fiscal de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol y de otras autoridades, según informaciones del diario O Globo.

El juez que autorizó la operación policial, Vallisney de Oliveira, remarcó que hay "fuertes indicios" de que los sospechosos formaran una organización delictiva para violar la intimidad de las autoridades.

Este supuesto grupo usó una brecha de seguridad en la aplicación Telegram, según la investigación policial citada por los medios.

Moro felicitó a través de Twitter a los agentes por su trabajo y destacó que personas con antecedentes penales eran "la fuente de confianza de los que divulgaron supuestos mensajes obtenidos por el crimen".

A principios de junio, el ministro de Justicia denunció que su celular había sido hackeado, algo que percibió al recibir una llamada de su propio número.

Desde entonces, otras autoridades también aseguran haber sufrido este tipo de invasiones, como el ministro de Economía, Paulo Guedes, y la diputada oficialista Joice Hasselmann, portavoz del Gobierno en el Congreso.

Desde el principio, Moro vinculó estas supuestas invasiones a las filtraciones de informaciones sobre la Operación Lava Jato aportadas por el medio digital The Intercept.

Este medio viene publicando en las últimas semanas conversaciones privadas de Telegram de Moro y de los principales fiscales de esa operación anticorrupción que evidenciarían diversos tipos de irregularidades.

Los responsables del medio aseguran que obtuvieron el contenido a través de una fuente anónima, lo cual no es delito.

Los materiales filtrados por The Intercept fueron compartidos y utilizados para diferentes artículos desarrollados por los medios Folha, Veja, El País, entre otros.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post