The Liberal Post

Portada Noticias Viral

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

El candidato a la presidencia del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, apuesta por seguir aumentando la inversión militar hasta cumplir los objetivos establecidos por la OTAN.

"Aumentaremos de forma progresiva el presupuesto de defensa para cumplir nuestros compromisos", dijo Sánchez ante el Congreso de los Diputados, donde este lunes expuso su programa durante la primera sesión del debate de investidura.

España dedicará en 2019 un 0,92 por ciento de su PIB a Defensa, lo que implica un gasto de 11.505 millones de euros.

De esta manera, España se sitúa como el penúltimo país de la alianza atlántica que menos porcentaje de PIB dedica a Defensa.

En ese sentido, España se encuentra lejos de cumplir con el compromiso de elevar el gasto en hasta el 2 por ciento del PIB para el año 2024, tal y como acordaron los socios de la OTAN en la cumbre de Gales.

En su discurso de investidura, Pedro Sánchez reiteró su compromiso en política exterior con los órganos multilaterales en los que participa España.

Además de la promesa para cumplir el gasto exigido por la OTAN, Sánchez manifestó su compromiso con los proyectos para el desarrollo de una defensa común europea.

En cuanto a la Unión Europa, Sánchez reafirmó su apuesta por una "mayor integración" tanto política y económica, además de por la puesta en marcha de planes para reforzar la "dimensión social" del club comunitario.

En lo referente a la política exterior genuinamente española, Sánchez también defendió que, de ser elegido, Latinoamérica será un punto "nuclear" de su agenda.

En concreto, Sánchez se mostró convencido de que los lazos culturales entre España y Latinoamérica sitúan a Madrid en una posición de privilegio para fortalecer las relaciones y buscar un aumento de los intercambios comerciales entre ambas partes.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y actual presidente del Gobierno en funciones, fue el claro vencedor en las elecciones generales del pasado mes de abril, aunque necesita el apoyo de otras fuerzas políticas para ser investido en el Congreso de los Diputados.

Para salir elegido en la primera votación de investidura –que se producirá este martes– Sánchez necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados (176), pero actualmente sólo tiene garantizados los 123 votos del PSOE y uno del Partido Regionalista Cántabro.

Las posibilidades de éxito de la legislatura de Sánchez pasan por la búsqueda de un acuerdo de última hora con la coalición de izquierdas Unidos Podemos, que pide entrar en el Gobierno a cambio de su apoyo parlamentario.

El apoyo de Unidas Podemos –que dispone de 42 diputados– no garantizaría el éxito de la investidura, aunque sí elevaría la suma de votos favorables hasta los 166, lo que allanaría el camino para sumar otros apoyos entre distintas formaciones regionalistas e independentistas.

En caso de no conseguir mayoría absoluta en la primera votación, Sánchez podrá ser investido por mayoría simple en una segunda votación que se celebrará 48 horas después.

Si esa segunda votación también resulta infructuosa, el rey de España realizará una nueva ronda de consultas entre los partidos políticos para decidir si vuelve a proponer un candidato a la investidura o si, por el contrario, convoca unas nuevas elecciones.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post