The Liberal Post

Portada Noticias Vídeos

Miles de personas protestan en Hong Kong

La Unión Europea llamó a las autoridades de Hong Kong a actuar con moderación y participar en el diálogo en el contexto de las protestas que se desarrollan actualmente en esta región, declaró la portavoz de la diplomacia europea, Maja Kocijancic.

Centenares de los manifestantes que protestaban contra las enmiendas a la ley sobre extradición asaltaron este lunes por la noche la sede del Consejo Legislativo de Hong Kong, rompiendo los cristales del edificio y pintando las paredes de la sala de reuniones con llamadas a suspender las enmiendas.

"Como consecuencia de estos últimos incidentes, es aún más importante ejercer la moderación, evitar las respuestas provocadoras y participar en el diálogo y las consultas para encontrar una solución", dice un comunicado de Kocijancic publicado en la página web del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Subrayó que el pueblo de Hong Kong salía a las calles, "ejerciendo pacíficamente su derecho a reunirse y protestar", y que "las acciones de hoy de un pequeño número de personas que intentaron irrumpir en los edificios del Consejo Legislativo no es representativo de la mayoría de los manifestantes".

El Gobierno anunció el cierre de su complejo de edificios para el martes por motivos de seguridad después de que centenares de manifestantes irrumpieran en el Consejo Legislativo.

Antes se informó que al menos 13 agentes de la policía fueron hospitalizados en Hong Kong durante las protestas de este lunes, que coinciden con el 22 aniversario del restablecimiento de la soberanía china sobre la región.

A principios de junio, más de un millón de personas tomaron las calles de Hong Kong para oponerse al polémico proyecto de ley de extradición que permitiría a Hong Kong entregar a prófugos a los territorios con los que no tiene acuerdos formales de extradición, como Taiwán, Macao y la China continental.

El 15 de junio el Gobierno suspendió el controvertido proyecto de ley, pero se negó a revocar por completo las enmiendas correspondientes.

Las protestas se reanudaron el 22 de junio, pero no fueron tan grandes y pronto se calmaron.

Los que se oponen a los cambios temen que eso permitirá extraditar a la China continental no solo a los funcionarios corruptos fugitivos sino también a quienes expresan desacuerdo con la política oficial de Pekín.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post