The Liberal Post

Portada Noticias Vídeos

La comunidad internacional debe resistir la intervención militar y las sanciones unilaterales contra Venezuela, declaró el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, al término de un encuentro con su par mexicano, Marcelo Ebrard.

"La comunidad internacional debe defender resueltamente los principios de la Carta de la ONU y los principios básicos de las relaciones internacionales, no intervenir directamente en la política interna de Venezuela, resistir las sanciones unilaterales y la injerencia militar", dijo el diplomático chino citado por su cartera.

Señaló que China y México coinciden en que la situación en Venezuela es un asunto interno de este país, que el pueblo venezolano debe resolver este problema a través del diálogo y las consultas amistosas.

"Estoy seguro de que la parte venezolana tiene la sabiduría y las oportunidades para garantizar la estabilidad del Estado, la dignidad nacional y la unidad nacional", expresó Wang.

El ministro chino llamó a ayudar para que las autoridades y el pueblo de este país caribeño encuentren una manera pacífica para resolver las discrepancias.

La crisis en Venezuela se agravó a partir del pasado 5 de enero, cuando el diputado opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el legislador se autoproclamó "presidente encargado" del país, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de "usurpación del cargo", como alegó.

Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero pasado tras unas elecciones a las que la oposición no se presentó por considerar que no estaban dadas las garantías para participar, calificó la autoproclamación de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post