The Liberal Post

Portada Noticias Vídeos

Miles de personas protestan en Hong Kong

Las autoridades de Hong Kong llamaron a los manifestantes que asaltaron este lunes la sede del Consejo Legislativo a cesar inmediatamente los actos de violencia.

"El Gobierno de la región administrativa especial de Hong Kong condena decididamente estas acciones, los manifestantes tienen que terminar inmediatamente los actos de violencia", dice un comunicado del Gobierno.

Las autoridades de Hong Kong indicaron que los protestantes que entraron en el Consejo Legislativo "amenazaron gravemente a los policías y al público" y calificaron sus acciones de "inadmisibles para la comunidad".

Además, según el comunicado gubernamental, los manifestantes atacaban a los policías y forzaban cordones policiales, violando el orden público y socavando la seguridad.

Centenares de manifestantes irrumpieron este lunes en el Consejo Legislativo, rompiendo los cristales y las puertas del edificio con tubos y barras de metal.

Los manifestantes pintaron las paredes de la sala de reuniones de negro para llaman a "suspender" las enmiendas a la ley sobre extradición y echan la culpa de los acontecimientos al Gobierno.

Además, arrancaron los retratos de los presidentes del Consejo Legislativo y vandalizaron con pintura el escudo de Hong Kong.

El Gobierno anunció el cierre de su complejo de edificios el martes por motivos de seguridad.

Antes se informó que al menos 13 agentes de la policía fueron hospitalizados en Hong Kong durante las protestas de este lunes, que coinciden con el 22 aniversario del restablecimiento de la soberanía china sobre la región.

A principios de junio, más de un millón de personas tomaron las calles de Hong Kong para oponerse al polémico proyecto de ley de extradición que permitiría a Hong Kong entregar a prófugos a los territorios con los que no tiene acuerdos formales de extradición, como Taiwán, Macao y la China continental.

El 15 de junio el Gobierno suspendió el controvertido proyecto de ley, pero se negó a revocar por completo las enmiendas correspondientes.

Las protestas se reanudaron el 22 de junio, pero no fueron tan grandes y pronto se calmaron.

Los que se oponen a los cambios temen que eso permitirá extraditar a la China continental no solo a los funcionarios corruptos fugitivos sino también a quienes expresan desacuerdo con la política oficial de Pekín.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post