The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Gasolinera de la petrolera estatal PDV de Venezuela

Venezuela tiene la gasolina más barata del mundo, pero habitantes del estado Zulia (oeste) contaron a Sputnik que por su escasez se ven en ocasiones obligados a pagar en dólares a revendedores.

"Algunos "bachaquean" (venden ilegalmente) la gasolina; hay gente que va en la cola, paga y se lleva pimpinas (envases plásticos), por acá venden la pimpina de 20 litros en 10 dólares y cerca de mi casa venden cinco litros en 10 dólares, porque lo traen hasta la casa", contó a esta agencia Noreida Hernández, de 64 años y habitante de Maracaibo, capital de Zulia y ciudad petrolera por excelencia.

En Venezuela la gasolina es casi gratis en todas las estaciones de servicio y, aunque en agosto de 2018 el Gobierno anunció que aumentaría su precio como parte de un plan para recuperar la economía, todavía no hubo subas.

En agosto de 2018 se eliminaron cinco ceros a la moneda local, por lo que un litro de combustible de 95 octanos vale 0,00006 bolívares y uno de 91 cuesta 0,00001 en un país en el que el dólar se transa en las calles a 6.000 bolívares.

Pero para comprar gasolina a ese precio en Zulia hay que hacer filas de hasta seis horas, explicó a esta agencia Ender González, de 60 años.

"Hoy tuve suerte, llegué a la cola a las 08:00 de la mañana (12:00 GMT) y eché gasolina a las 15:45 (19:54), pero hay personas que llegan en la madrugada, porque algunas veces si llegas tarde, la gasolina se acaba y aunque hayas perdido ocho horas te quedas con el tanque vacío", dijo.

González es taxista y lleva tres semanas sin trabajar "porque el poquito de gasolina (que consigue) es para cumplir con la familia", relató.

Lucas Méndez, habitante de Maracaibo, dijo que la crisis se agravó hace 15 días y también afecta su trabajo.

"Yo soy vendedor de productos de limpieza, y tengo que trasladarme y despachar con mi carro (automóvil), pero esto de la gasolina tiene a todo el estado paralizado, no puedo ni ir en autobús porque hasta ellos (los autobuses) están parados", dijo.

La escasez de gasolina se siente también en los estados de Barquisimeto y Táchira, ambos en el oeste del país.

El presidente Nicolás Maduro denunció el pasado martes que 10 barcos cargados con gasolina fueron impedidos de llegar a costas de este país.

"Nos persiguen los barcos (…) la semana pasada (a) 10 barcos los sabotearon para que no llegaran a costas venezolanas; de todas maneras, ese problema está ya en vías de solución y vamos a normalizarlo y a establecerlo definitivamente", dijo Maduro en una cadena de radio y televisión.

En la capital el suministro de combustible ha sido permanente y la mayoría de las estaciones de servicio se encuentran funcionando, según corroboró esta agencia.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post