English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Nicolas Maduro, vigilante

El presidente Nicolás Maduro calificó como una provocación de Estados Unidos la incursión en aguas jurisdiccionales de Venezuela del buque USCG James, que se aproximó al puerto de La Guaira, en el estado Vargas (norte).

"Hace unos días ustedes vieron en la mar de nuestro Caribe cómo una nave imperialista incursora intentó entrar lo más cercano a nuestro mar territorial, una provocación contra Venezuela", expresó el mandatario durante una marcha de la lealtad militar en la Infantería de Marina, en Vargas.

El presidente felicitó a los integrantes de la Armada, componente de la Fuerza Armada Nacional, por su actuación ante la incursión del buque estadounidense que fue expulsado el 10 de mayo de las aguas jurisdiccionales de Venezuela.

"Luego de comunicación radiofónica con el USCG James se le exhorta a cambiar rumbo y salir de nuestras aguas jurisdiccionales, instrucción que fue acatada", indicó la Armada en un comunicado.

El texto reseñó que el 8 de mayo detectaron el buque norteamericano el cual transitó una zona económica exclusiva del país sudamericano.

Al día siguiente, el barco se aproximó 14 millas al puerto varguense, desde donde zarpó un patrullero de la Armada venezolana para exhortarle a cambiar su rumbo, indicó el comunicado.

El USCG James es un buque de la Guardia Costera de EEUU que supuestamente opera en el Mar Caribe.

El incidente se registró a pocos días de que EEUU amenazara al Gobierno venezolano de sancionar a todos los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia si no se oponen al presidente Maduro.

Además, EEUU también amenazó con "consecuencias" si el Gobierno no libera al diputado opositor Edgar Zambrano, detenido el 8 de mayo por su presunta vinculación con el intento de golpe de Estado contra el mandatario Maduro el pasado 30 de abril.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: