English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Vladímir Putin y Kim Jong-un, presidentes de Rusia y Corea del Norte

Corea del Norte busca manifestar con un ensayo de armas su descontento con las garantías propuestas hasta el momento a cambio de la desnuclearización, dijo a Sputnik el senador Oleg Morózov, miembro del comité internacional del Consejo de la Federación (cámara alta del Parlamento ruso).

"La RPDC está demostrando que todos los formatos y las garantías internacionales que se le proponen en materia del desarme no le convienen, ante todo el formato bilateral con los Estados Unidos que no ha contribuido a avanzar siquiera un milímetro", opinó Morózov.

El senador agregó que Pyongyang necesita "unas garantías rigurosas".

"Sin Rusia y China, las conversaciones sobre la desnuclearización de la península no tienen sentido", dijo.

El jefe del comité internacional del Senado ruso, Konstantín Kosachov, relacionó el lanzamiento con la próxima visita del enviado estadounidense para Corea del Norte, Stephen Biegun, a Japón y Corea del Sur.

"Una señal bastante inequívoca: Pyongyang está demostrando que la presión militar y la intimidación no van a cuajar, y es con él y nadie más con el que deben buscar acuerdos", señaló el senador en su página de Facebook.

Corea del Norte realizó este sábado un lanzamiento de varios proyectiles no identificados de corto alcance en el mar del Japón (mar del Este), según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur. En un principio, el ente informó del lanzamiento de "misiles", pero luego cambió la definición a "proyectiles", al estimar su alcance entre 70 y 200 kilómetros.

En junio de 2018, los líderes de EEUU y Corea del Norte se dieron cita por primera vez en Singapur y se comprometieron a trabajar para normalizar las relaciones bilaterales y desnuclearizar la península de Corea.

Sin embargo, el proceso de distensión en la península de Corea se atascó en los meses recientes.

La segunda reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un, celebrada en Hanói el 27 y el 28 de febrero pasado, terminó de forma abrupta y sin un acuerdo, aunque las partes, según la Casa Blanca, quedaron en mantener más reuniones en el futuro.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, explicó que Corea del Norte no estaba preparada para dar más pasos a cambio del levantamiento de las sanciones económicas.

En abril pasado, Kim Jong-un expresó su disposición para reanudar con Trump el diálogo sobre la desnuclearización, siempre y cuando EEUU asuma "una actitud correcta", y anunció que Pyongyang esperará "con paciencia" hasta el final de este año.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: