English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Nicolas Maduro, vigilante

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que existe una conspiración con mucho dinero, para dividir a las Fuerzas Armadas de su país.

"Tienen una guerra de carácter no convencional, para debilitar la patria y tienen una conspiración con mucho dinero para debilitar, para dividir y para destruir la Fuerza Armada Bolivariana desde adentro", expresó durante una supervisión de las actividades en un centro de adiestramiento militar, ubicado en el estado Cojedes, en el norte del país.

El mandatario señaló que el Gobierno de Estados Unidos pretende utilizar la doctrina Monroe (basada en el principio de América para los americanos) para "recolonizar" América Latina, y "le han puesto el ojo a las riquezas de Venezuela", por lo que pidió a los militares estar atentos "a los traidores".

"Ojo pelado con los que venden patria, traidores y quinta columna, lealtad, sí, pero activa, confío en la Fuerza Armada, confío en ustedes, pero ojo pelado, un puñado de traidores no puede dañar la imagen y la cohesión de la fuerza armada en el mundo", expresó.

Estas declaraciones ocurren luego de que el 30 de abril, el diputado opositor Juan Guaidó publicara en Twitter un vídeo en el que llamaba a la población y a los militares a tomar las calles.

En las imágenes se observó a Guaidó junto al opositor Leopoldo López, quien cumplía una condena de casa por cárcel de casi 13 años, algunos militares y al menos dos tanquetas.

El vídeo fue grabado a la altura de la Base Militar Francisco de Miranda, también conocida como La Carlota, en el este de Caracas.

Los militares una vez replegados, estuvieron la Plaza Altamira, y después de acuerdo a algunos medios, pidieron refugio en la embajada de Brasil, información que aún no ha sido confirmada por las autoridades de ese país.

Durante el martes y el miércoles, después de esos hechos, el este de Caracas fue centro de enfrentamientos entre oposición y funcionarios de la Guardia Nacional que resguardaban la base militar.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: