English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Margarita Simonián

La directora de la agencia de noticias Sputnik y de la cadena televisiva RT, Margarita Simonián, al comentar el arresto por la policía británica del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, afirmó que “la hipocresía universal ha ganado”.

Simonián reveló haber conocido a Assange hace unos ocho años cuando “vivía en una casita de un amigo en un pueblo pequeño cerca de Londres, con una pulsera en una pierna”.

“Assange rechazaba hablar de algo, aparte del tiempo, en un espacio donde hay paredes. Entonces me parecía que era demasiado. A muchos les parecía así. Pero él insistía en eso, y nosotros, dejando nuestros teléfonos en casa, paseábamos por el bosque, tan limpio, que parecía que allí también podía haber dispositivos de escucha”, escribió en su cuenta de Telegram.

Según Simonián, Assange contaba “cómo está organizado el mundo, más exactamente, cómo está organizada la hipocresía universal”.

“Mucho tiempo antes de que todos nosotros comenzáramos a sospechar algo, él explicaba que Google y los demás Twitters en este mundo existen para: primero, vigilar a todos y segundo, influir en los ánimos de la multitud. Que el Gran Hermano de las antiutopías más horribles ya está allí, ha llegado, cada día junto a nosotros, en nuestro bolsillo, mientras que a nosotros nos agrada que hayan hecho nuestra vida tan útil e interesante”, añadió.

Simonián informó haber acordado con Assange que iba a tener su show en RT, y señaló que había logrado hacer varios programas brillantes. Añadió que el jueves RT los va a repetir.

“Dando cuenta de que la hipocresía universal encontrará el motivo para trabarle o hasta matarle, Assange encontró asilo en la embajada de Ecuador. Claro, mejor hubiera sido en la nuestra. Debería haberlo hecho. Ahora hubiera vivido como (Edward) Snowden, hubiera viajado a Sochi, se hubiera comunicado con quien quiera. Le hubiera enseñado cómo preparar cangrejos. Pero no pedía consejos, ya fue imposible retirarle de la embajada de Ecuador, lo habrían capturado enseguida, como lo han capturado hoy”.

Simonián destacó que Assange pasó en la embajada de Ecuador casi siete años: sin luz del sol, paseos y comunicación normal, y últimamente sin internet y visitantes.

“Varias veces le visité en la embajada; es simplemente un apartamento frente al ruidoso Harrods londinense. De día y de noche cerrado por policías valientes. Allí ya era imposible hablar abiertamente, pero sin embargo nosotros hablábamos de la vida, del mundo y de su destino”, añadió.

La redactora jefe de Sputnik y RT reveló haber preguntado a Assange para que “ofreció su vida sobre el altar”, mientras que él respondió que odia mentir y odia cuando le mienten a él.

“¿Qué le espera a él ahora? ¿Decenas de años en prisión? ¿Pena de muerte en uno de los Estados de la antorcha universal de la democracia? Estaba preparado para todo. Hoy ha ganado la hipocresía universal”, concluyó.

Assange fue arrestado este jueves por la policía británica en la embajada del Ecuador en Londres después de que Quito anulara el asilo político concedido en 2012.

El ciberactivista se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 para evitar una extradición a Suecia que lo requería por presuntos delitos sexuales, una causa que fue archivada en 2017.

Londres ha mantenido activa todo este tiempo la orden de captura contra Assange, que tiene un proceso pendiente por violar las condiciones de su libertad cautelar en 2012.

La Justicia británica podría en principio extraditarlo a EEUU, donde enfrentaría un juicio por divulgar información clasificada.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: