English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Expresidente de Ecuador Rafael Correa, en una entrevista para la cadena RT

La detención este jueves del fundador de Wikileaks, Julian Assange, no solamente viola el derecho internacional, sino la propia Constitución de Ecuador, ya que el activista era ciudadano ecuatoriano y fue detenido en la embajada de ese país en Londres, dijo el expresidente Rafael Correa (2007-2017) a la cadena rusa RT.

“Assange estaba bajo la protección del Estado ecuatoriano, pero además, desde el año pasado es ciudadano ecuatoriano. Esto no solo rompe las reglas de asilo y del derecho internacional, sino la Constitución ecuatoriana, que obliga al Estado a proteger a sus ciudadanos”, sostuvo el exmandatario desde Bélgica, donde vive actualmente.

Assange fue despojado este jueves del asilo que le proporcionaba la embajada de Ecuador en Reino Unido, detenido por la policía británica y condenado por incumplir una orden de arresto de 2012.

La Cancillería ecuatoriana dijo que también se le retiró la ciudadanía.

Correa dijo que es “un día de luto para la humanidad” y que la decisión del actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de quitar el asilo al fundador de Wikileaks, lo convierte en “el mayor traidor de la historia, compitiendo con Judas”.

“La humanidad jamás va a olvidar una traición de esta índole; de ahora en adelante, la traición llevará por nombre “Lenín Moreno”, agregó.

El expresidente ecuatoriano cuestionó el ingreso de fuerzas de seguridad británicas a la embajada de su país en Londres y se preguntó qué ocurriría si esto se diera con otras naciones.

“Permitieron que la policía británica entre en nuestra embajada. ¿Se imagina por un instante que la policía ecuatoriana entre a la embajada de EEUU? Es inaudito”, dijo Correa.

El exmandatario sostuvo que lo de Moreno es una venganza tras las filtraciones de Wikileaks que involucran al actual presidente ecuatoriano en casos de corrupción “muy graves”.

“Moreno se va a ir a la cárcel; pero antes de ir a la cárcel va a morir matando. En su odio patológico, en su deseo de venganza, aceptó entregar a Assange a la policía británica”, afirmó Correa.

Asimismo, el dos veces presidente de Ecuador dijo que “va a ser muy difícil” que Reino Unido no extradite a Assange a EEUU, y que este escenario es “el más probable” luego de que el fundador de Wikileaks responda ante la justicia británica.

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en junio de 2012 tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podría enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos filtrados que eran secreto de Estado.

Los cargos contra Assange en Suecia prescribieron el año pasado, pero el Reino Unido se negó a levantarle la orden de arresto, que la policía británica hizo efectiva este jueves.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: