English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el activista Julian Assange.

La policía de Londres arrestó este jueves al fundador de la web de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, después de retirado el asilo del que gozaba en la embajada ecuatoriana.

“Julian Assange, 47, (03.07.71) ha sido arrestado hoy, jueves 11 de abril, por agentes del Servicio de Policía Metropolitano (MPS) en la Embajada de Ecuador (…) por una orden emitida por el Tribunal de Magistrados de Westminster el 29 de junio de 2012, por no entregarse al tribunal”, dice el comunicado oficial.

La nota añade que Assange “fue puesto bajo custodia en una estación de policía del centro de Londres donde permanecerá, hasta comparecer ante el Tribunal de Magistrados de Westminster tan pronto como sea posible”.

La policía ejecutó la orden en nombre de la Corte de Magistrados de Westminster, y fue invitada a la legación ecuatoriana por el embajador, luego de que el Gobierno de esta nación sudamericana le retirara el asilo a Assange.

El secretario del Interior británico, Sajid Javid, confirmó a través de las redes sociales que Assange está bajo custodia policial y se enfrenta a la justicia. También expresó su agradecimiento al Gobierno ecuatoriano y a la policía londinense.

“Me gustaría agradecer a Ecuador por su cooperación y a @metpoliceuk por su profesionalidad. Nadie está por encima de la ley”, publicó en Twitter.

También el titular del Foreign Office, Jeremy Hunt, se pronunció en el mismo sentido.

“Julian Assange no es un héroe y nadie está por encima de la ley. Él se ha escondido de la verdad durante años. Gracias a Ecuador y al Presidente @Lenin Moreno por su cooperación con @foreignoffice para garantizar que Assange enfrente a la justicia”, tuiteó.

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 para evitar una extradición a Suecia que lo requería por presuntos delitos sexuales, una causa que fue archivada en 2017.

Londres ha mantenido activa todo este tiempo la orden de captura contra el ciberactivista, que tiene un proceso pendiente por violar las condiciones de su libertad cautelar en 2012.

La Justicia británica podría en principio extraditar a Julian Assange a EEUU, donde enfrentaría un juicio por divulgar información clasificada.

WikiLeaks ha condenado la decisión de Quito, por “ilegal”.

“Ecuador ha terminado ilegalmente el asilo político de Assange en violación de la ley internacional”, publicó en su cuenta de Twitter.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: