The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Putin, presidente de Rusia, penetrándote con su mirada

Rusia está dispuesta a colaborar con el Gobierno legítimo de Venezuela para mejorar la situación humanitaria en este país latinoamericano, declaró este miércoles el representante ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

"Al igual que las autoridades legítimas en Caracas, no negamos que la situación humanitaria en ese país está lejos de la ideal, estamos dispuestos a trabajar con el Gobierno venezolano para mejorar la situación", dijo Nebenzia al intervenir en una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU.

Añadió que en esta cuestión Rusia parte de las disposiciones de la resolución de la Asamblea General 46-182 que prevé, entre otras condiciones, que un Estado consulte de forma obligatoria al Gobierno legítimo de otro Estado antes de prestarle ayuda humanitaria.

Al mismo tiempo, el enviado ruso ante la ONU aseguró que apoya "el carácter neutral e imparcial" de la asistencia humanitaria.

En este contexto, expresó su decepción por el informe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) que publicó el mismo miércoles los datos sobre la situación humanitaria en Venezuela sin consentimiento de su Gobierno legítimo.

Nebenzia subrayó que la crisis en Venezuela se debe resolver mediante el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Afirmó que "la oportunidad de unirse a los buenos servicios o los esfuerzos intermediarios debe permanecer abierta para quienes aspiran a hacer una contribución constructiva en el establecimiento de un diálogo inclusivo dentro de Venezuela".

La crisis en Venezuela se agravó a partir del 5 de enero, cuando el diputado opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulase su designación, Guaidó se proclamó a sí mismo como "presidente encargado" de Venezuela tras apelar un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición consideró fraudulentas, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por Estados Unidos y por unos 50 países, mientras que Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, mantienen el apoyo al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay, por su parte, se niegan a reconocer a Guaidó, se declaran neutrales y proponen un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post