English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la formación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, será el partido más votado en las elecciones generales del próximo 28 de abril, según pronostica un macrosondeo publicado este martes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

De acuerdo con este estudio, el PSOE obtendrá el 30,2 por ciento de los votos, con lo que conseguirá una horquilla de entre 123 y 138 diputados.

En segundo lugar se situaría el conservador Partido Popular (PP), que obtendría entre 66 y 76 escaños con el 17,2 por ciento de los votos.

El sondeo sitúa en tercer lugar a la formación liberal Ciudadanos con una estimación del 13,6 por ciento de los votos, lo que le otorgaría entre 42 y 51 escaños.

En cuarta posición se encuentra la coalición de izquierdas Unidas Podemos, que obtendría entre 33 y 41 escaños gracias al 12,9 por ciento de los votos.

Este estudio pronostica una fuerte irrupción del partido ultraderechista VOX, que entraría por primera vez en el Congreso de los Diputados con entre 29 y 37 escaños, obteniendo el 11,9 por ciento de los votos.

En total, el Congreso de los Diputados de España está compuesto por 350 diputados y la mayoría absoluta, necesaria para investir al próximo presidente del Gobierno, se encuentra en 176 escaños.

A la vista de los resultados pronosticados por el CIS, la formación del próximo Gobierno en España dependerá, como ya pasó en la pasada legislatura, de la capacidad de los partidos para alcanzar pactos parlamentarios con otras fuerzas.

La encuesta del CIS fue realizada a través de 16.400 entrevistas personales realizadas a domicilio entre el 1 el 18 del pasado mes de marzo, antes de que las candidaturas electorales fueran registradas oficialmente.

El estudio pronostica, además, una destacada presencia de los partidos independentistas catalanes y los nacionalistas vascos, que pueden jugar un papel vital a la hora de configurar los pactos postelectorales.

En concreto, el CIS otorga a Esquerra Republicana de Cataluña un 4,5 por ciento del total de votos, con los que obtendría entre 17 y 18 escaños, que se sumarían a los entre 4 y 5 atribuidos a Junts Per Catalunya, la plataforma independentista a la que pertenece el expresidente catalán Carles Puigdemont.

Por su parte, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) obtendría seis escaños con un 1,3 por ciento de los votos, mientras que otras formaciones regionalistas de distinta índole como EH Bildu (entre 3 y 5 escaños), Compromís (1-2) o Navarra Suma (1-2) también obtendrían representación.

De esta manera, queda un panorama muy fragmentado que, no obstante, parece favorecer las opciones de Pedro Sánchez para formar gobierno.

En principio, la suma de los tres grandes partidos de derecha (PP, Ciudadanos y Vox) no se acerca a la mayoría absoluta ni en su menor horquilla (137 diputados) ni en la mayor (164).

Por su parte, la posibilidad de un pacto entre formaciones progresistas como el PSOE y Unidas Podemos ofrece en su menor abanico un cómputo de 156 diputados y en sus previsiones más optimistas un total de 179.

En el segundo escenario, las dos formaciones podrían formar gobierno sin necesidad de pactos con terceros.

Sin embargo, en la horquilla más baja, sería necesaria la construcción de pactos con formaciones nacionalistas, un escenario altamente complicado pero no inédito, ya que Pedro Sánchez llegó al poder el pasado verano gracias a una moción de censura apoyada por los independentistas vascos y catalanes.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: