The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Incendio forestal (Archivo)

Los incendios forestales han afectado en lo que va del año más de 2.300 hectáreas de bosques y áreas protegidas en Guatemala, como la Reserva de la Biosfera Maya, confirmó a Sputnik la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

"Desde enero a la fecha se han reportado 919 incendios forestales que afectaron 2.349 hectáreas, sobre todo en los departamentos de Sololá (suroeste) y el Petén (noreste)", aseguró Julio Sánchez, especialista del Conred, a propósito de la activación de una Alerta Amarilla por la profusión de los siniestros.

Según el Conred, el Petén registró la pasada semana incendios forestales en San Miguel La Palotada, El Perugito y en Los Chorritos, zonas altamente vulnerables por una extensa cobertura forestal que cubre un quinto del territorio nacional, y es considerado el mayor pulmón ecológico de Centroamérica.

Además de lo intrincado, las labores para combatir los fuegos se dificultan por el calor en el Petén, donde la temperatura ronda los 40 grados Celsius incluso a la sombra, lo cual propicia la propagación de los incendios en una zona donde también se hallan extensos restos arqueológicos.

El lunes los cuerpos de bomberos, guardabosques y voluntarios controlaron tres incendios en el Parque Nacional Laguna del Tigre, aunque la inminencia del verano incrementa el peligro de nuevos focos de llamas.

Al respecto, Sánchez confirmó la puesta en marcha del Centro de Operaciones de Emergencias en las instituciones encargadas de responder a estos fuegos, así como la activación del Sistema Nacional de Prevención para atender cualquier tipo de eventualidad en los feriados de Semana Santa.

En Guatemala la temporada de incendios forestales suele comenzar a finales de noviembre, gana en intensidad durante marzo y abril, y culmina con la llegada de las lluvias, en junio.

"Las causas de los incendios en su mayoría son directamente por el ser humano, ya sea por no controlar una quema agrícola, por descuido o intencionados", denunció el gubernamental Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) en un mensaje publicado en el portal Diario de Centroamérica.

Además, el Centro de Monitoreo y Evaluación de Conap en Petén detecta por vía satelital las zonas de calor que indiquen posibles incendios, pero en algunas zonas los guardabosques del gobierno no pueden entrar sin seguridad, por el casi nulo control sobre el territorio.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post