English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Soldado coloca la bandera de la URSS en Berlín tras la derrota de Hitler

Moscú espera que la UE reaccione debidamente ante un proyecto de ley apoyado por el Parlamento de Letonia que prohíbe a sus ciudadanos llevar en lugares públicos los uniformes militares de la desaparecida Unión Soviética, declaró este martes la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

“Estamos indignados ante esa iniciativa legal denigrante, que solo puede calificarse de ultraje de la memoria de los combatientes soviéticos caídos que entregaron sus vidas en los combates por la liberación de Letonia”, subrayó la diplomática, agregando que Rusia espera “recibir una correspondiente valoración por parte de los colegas de Letonia de la UE, así como de las estructuras internacionales competentes”.

Para Zajárova resulta evidente y “cínico” que la medida fue presentada adrede  poco antes del 9 de mayo, aniversario de la victoria en la II Guerra Mundial, con el propósito de “humillar a los veteranos de la Gran Guerra Patria y estropearles el festejo”.

“Prácticamente la han igualado (la ropa de uniforme) a la vestimenta nazi”, denunció la representante del Ministerio de Exteriores ruso.

La portavoz recordó que los organismos internacionales de derechos humanos habitualmente suelen ser muy quisquillosos ante temas históricos y en situaciones semejantes, “sobre todo, cuando eso no se refiere a los países occidentales”.

El Parlamento de Letonia apoyó el pasado 4 de abril un proyecto de ley que veta el uso en público de los uniformes militares de la antigua Unión Soviética y de la Alemania nazi.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: