English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Iván Duque, presidente de Colombia

El fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez, advirtió el lunes al presidente Iván Duque que grupos armados ilegales infiltrados en una protesta indígena buscarían atentar en su contra cuando se reúna el martes con los nativos en el departamento del Cauca (suroeste).

“Como es mi deber y el de la Fiscalía General de la Nación, (le informé al presidente Duque) que tenemos información confiable que diría que con ocasión de su reunión con los dirigentes de la minga (protesta) del Cauca, algunos grupos armados organizados que se han infiltrado en este movimiento social e indígena quisieran desarrollar un acto terrorista que podría afectar la seguridad del propio presidente de la República”, dijo el fiscal Martínez.

Durante una declaración en la Casa de Nariño (sede del Gobierno, en Bogotá) después de reunirse con Duque, Martínez destacó que “la Fiscalía tiene evidencias electrónicas” sobre el tema y “testimonios de fuentes que son confiables”, por lo que el organismo trabaja en corroborar “todas estas evidencias en el marco de una investigación penal”.

Duque tiene previsto reunirse el martes en el Cauca con líderes de la protesta indígena que se mantuvo por 27 días y que se levantó el pasado sábado luego de negociaciones con una comisión del Gobierno central.

Su presencia en la región hace parte del proceso para protocolizar el acuerdo logrado el sábado, gracias al cual los nativos desbloquearon la vía Panamericana, por la que transitan unos 50.000 vehículos al día y cuyo cierre dejó pérdidas para varios sectores económicos calculadas en 60.000 millones de pesos (unos 19,3 millones de dólares) y desabastecimiento de alimentos y combustibles para ciudades cercanas al Cauca, como Cali (Valle del Cauca) e Ipiales (Nariño).

Unos 10.000 indígenas bloquearon la carretera Panamericana en demanda de 4,6 billones de pesos (unos 1.484 millones de dólares) en ayuda económica para las comunidades y 41.000 hectáreas más para los nativos que habitan en el Cauca.

Según manifestó el Gobierno en un comunicado, tras 12 días de negociaciones se acordó asignar 800.000 millones de pesos (unos 258 millones de dólares) para las comunidades indígenas del Cauca, los cuales constituyen el 17,5 por ciento de lo solicitado.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: