The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este sábado a los jefes de Estado y de Gobierno de México, Uruguay, Bolivia y el Caribe, retomar la iniciativa del diálogo nacional.

"Hago un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (…) al presidente de Uruguay, doctor Tabaré Vázquez (…) al presidente de Bolivia, Evo Morales, les hago un llamado a los primeros ministros y presidentes del Caribe (…) Venezuela pide apoyo y acompañamiento para un gran diálogo de paz, de entendimiento", expresó.

El jefe de Estado indicó ante sus seguidores en el centro de Caracas que está dispuesto a buscar vías de diálogo, negociación y acuerdos por la paz y la estabilidad de Venezuela.

"Pongamos sobre la mesa todas las cartas, cesen los ataques terroristas y las emboscadas y con el acompañamiento de México, Bolivia, Uruguay y el Caribe, Venezuela puede instalar, más temprano que tarde, una mesa de diálogo nacional, con todos los sectores", añadió.

Maduro pidió reanimar todas las instancias de diálogo que estableció en su hoja de ruta el Mecanismo de Montevideo.

El pasado 7 de febrero se estableció el referido mecanismo en Uruguay, y ese supone una vía de diálogo para las partes enfrentadas en Venezuela y la participación de varios mediadores reconocidos, según una declaración conjunta.

Maduro hizo este llamado en medio de una creciente tensión política en la nación caribeña y tras la aplicación de nuevas sanciones por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Esta nueva crisis en Venezuela se registra luego que el pasado 5 de enero el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el diputado se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de "usurpación del cargo", como alegó Guaidó.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, al que le siguieron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otras naciones, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post