English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Un avión fabricado por la compañía Boeing

Boeing establecerá un comité para llevar a cabo una revisión de los procesos de diseño y producción de sus aeronaves luego de dos accidentes mortales de sus aviones 737 MAX, dijo el viernes el presidente ejecutivo de la empresa, Dennis Muilenburg.

“Le pedí a la Junta de Directores de Boeing que establezca un comité para revisar nuestras políticas y procesos para el diseño y desarrollo de los aviones que construimos, el comité confirmará la efectividad de nuestras políticas y procesos para garantizar el nivel más alto de seguridad en el programa 737-MAX, así como en nuestros otros programas de aviones, y recomendarnos mejoras a nuestras políticas y procedimientos”, dijo Muilenburg.

Asimismo, Boeing reducirá temporalmente la tasa de producción de sus aviones 737 MAX en casi un 20 por ciento para enfocarse en ofrecer una solución al software prometida después de dos accidentes mortales que involucran a aeronaves de ese modelo, dijo Muilenburg.

La reducción en la producción no dará lugar a despidos ya que Boeing mantendrá sus niveles actuales de empleo en el programa 737 mientras continúa invirtiendo en la calidad de su sistema de producción y cadena de suministro, dijo Muilenberg.

Dos aviones Boeing 737 MAX se estrellaron en los últimos seis meses, uno en Etiopía y el otro en Indonesia, causando la muerte de 346 personas.

El jueves, Muilenburg dijo en un comunicado que espera que la actualización del software sea certificada e implementada en las próximas semanas.

Una vez que se realicen los cambios de software a la función MCAS, la serie 737 MAX “estará entre los aviones más seguros que haya volado”, afirmó Muilenburg.

El accidente operado por Ethiopian Airlines ocurrió en marzo y el accidente de Lion Air Boeing 737 MAX 8 en Indonesia tuvo lugar a fines de octubre. Ambos choques ocurrieron a los pocos minutos del despegue y los datos recuperados por los investigadores indican que los pilotos lucharon con el sistema de control de vuelo.

En marzo pasado los reguladores estadounidenses y las autoridades de aviación en todo el mundo ordenaron mantener en tierra el modelo 737 MAX, el más nuevo de Boeing.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: