English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el activista Julian Assange.

WikiLeaks acaba de asegurar que el activista Julian Assange será expulsado dentro de “horas o días” de la Embajada de Ecuador en Londres, para ser posteriormente detenido por las autoridades británicas.

Esta situación llega justo después de que el portal, dedicado a investigar y compartir filtraciones sobre casos de corrupción que afectan a políticos, publicase una información sobre un caso que supuestamente incrimina la mandatario en este tipo de actos.

Según se denuncia en la trama conocida como ‘INA Papers’, Moreno estaría implicado en delitos de corrupción, perjurio y lavado de activos utilizando empresas extranjeras.

Tras estas revelaciones, el presidente ecuatoriano cargó directamente contra Assange, acusándolo de haber violado los términos de su asilo diplomático en la Embajada de Ecuador en Londres.

“Si el presidente Moreno quiere terminar ilegalmente el asilo de un editor refugiado para encubrir un escándalo [sobre empresas] ‘offshore’, la historia lo condenará”, indicó WikiLeaks en otro comunicado difundido por Twitter este martes.

El mandatario Moreno ha rechazado las acusaciones. Según afirmó este martes, la empresa ‘offshore’ INA Investment fue fundada por su hermano Edwin Moreno, a pedido de alguien que le debía dinero, para trasladar los fondos a Ecuador a través de esa compañía panameña.

“Yo jamás me enteré que se había formado esta empresa offshore”, dijo el mandatario durante el programa ‘Noventa minutos con Lenín Moreno’.

En medio del escándalo, el abogado de Assange en Ecuador, Carlos Poveda, explicó que su cliente no tuvo nada que ver con la publicación.

“Recuerde que WikiLeaks tiene una organización interna y que Assange ya no está en el editor. Ahora recurriremos a otro tipos de instancias, especialmente a la Comisión Interamericana”, dijo Poveda, según información de WikiLeaks.

Por su parte, el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa calificó el caso ‘INA Papers’ como “uno de los casos de corrupción más graves de la historia del país”.

En una entrevista con la cadena internacional de noticias RT, Correa reiteró que en esa cuenta “depositaban dinero sucio” para seguir “una vida de reyes”. “Rara vez yo he visto un caso de corrupción donde existan tantas pruebas”, declaró.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: