The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se reunió este jueves con el político oficialista José Bayardi para confirmar que será desde el próximo lunes el nuevo ministro de Defensa en medio de una crisis que derivó en la renuncia de la plana mayor de la cartera y el pase a retiro de seis altos cargos militares.

“Efectivamente, ya está confirmado por el presidente de la República que estaré asumiendo como ministro de Defensa el próximo lunes”, dijo Bayardi a la prensa tras culminar su reunión con el mandatario.

El senador oficialista Andrés Berterreche será el viceministro.

El lunes pasado se conoció la renuncia del ministro y del viceministro de Defensa, Jorge Menéndez y Daniel Montiel, respectivamente, mientras el Gobierno anunciaba el cese del comandante en jefe del Ejército, general José González, y del jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Alfredo Erramún, y el pase de ambos a retiro obligatorio.

En la misma resolución, el presidente solicitó al Senado la venia para pasar a retiro a otros cuatro generales.

El Gobierno necesita la aprobación de tres quintos del Senado, 18 de los 30 escaños, para proceder con la purga en la fuerza de tierra.

El gobernante Frente Amplio (centroizquierda) cuenta con 15 senadores por lo que necesita tres votos opositores para que la cámara alta apruebe las venias.

Los seis generales integraron un tribunal militar de honor y un tribunal de alzada (apelación) que juzgaron las conductas de los coroneles Jorge "Pajarito" Silveira y Luis Alfredo Maurente, y del teniente coronel José Nino Gavazzo, los tres retirados y convictos por 28 asesinatos especialmente agravados durante la dictadura militar (1973-1985).

Ambos tribunales cuestionaron las sentencias emitidas contra los tres reos por la justicia penal y no consideraron censurable ni motivo de denuncia la confesión hecha por Gavazzo ante los generales de que en 1973 hizo desaparecer el cuerpo de un preso político, Roberto Gomensoro, asesinado en torturas, arrojándolo al embalse de una represa.

Por la muerte de Gomensoro había sido condenado en 2010 otro militar, el coronel Juan Carlos Gómez, sobreseído tres años y medio después.

Los tribunales de honor consideraron una “falta gravísima” de Gavazzo y Silveira que no hubieran acudido a la justicia para exculpar al coronel Gómez por el asesinato de Gomensoro.

El motivo original de los tribunales de honor era juzgar si la conducta de los tres condenados por 28 asesinatos había manchado la honra militar; en este punto los generales consideraron que la justicia no había probado fehacientemente su responsabilidad en esos crímenes.

Gavazzo, Silveira y Maurente fueron condenados en 2009 en primera instancia por 28 homicidios muy especialmente agravados en reiteración real; entre LAS víctimas se encontraban 22 presos políticos que habían sido secuestrados de forma ilegal en Argentina y traídos en un vuelo clandestino a Uruguay en 1976.

Pero los detalles ventilados en los tribunales militares incluyeron confesiones y acusaciones nuevas involucrando a Gavazzo que solo se conocieron el sábado, cuando los publicó el diario El Observador.

Esas revelaciones dejaron en evidencia posibles omisiones de las autoridades, tanto civiles como militares, que están obligadas a denunciar a la justicia cualquier hecho con apariencia de delito que surgiera en los interrogatorios de los tribunales de honor.

El lunes, la fiscalía ordenó abrir una nueva investigación sobre estos hechos, mientras el presidente Vázquez disponía que todos los antecedentes del escándalo pasaran a la justicia.

Bayardi desestimó este lunes que su país enfrente una crisis militar.

“Yo no hablaría de crisis, yo ya tengo hoy 63 años, viví en otros periodos, años de crisis (…) la institucionalidad democrática de Uruguay es fuerte (…) la subordinación militar en manos del poder político no está cuestión, así que no podemos hablar de crisis”, dijo Bayardi, quien fue subsecretario y luego ministro de Defensa en la primera presidencia de Vázquez (2005-2010).

También fue diputado y ministro de Trabajo en el Gobierno de José Mujica (2010-2015).

Además, Bayardi participó como observador de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) de los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales:

© 2019

The Liberal Post