English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Vacuna

La vacuna triple vírica, que se usa habitualmente para proteger a niños de tres de las enfermedades contagiosas más comunes (sarampión, parotiditis y rubeola), no aumenta el riesgo de sufrir autismo.

Así lo afirma un estudio publicado por la revista Annals of Internal Medicine, que fue realizado por investigadores daneses.

En concreto, se hizo un seguimiento a 657.461 niños del país nacidos entre el 1 de enero de 1999 y el 31 de diciembre de 2010. Los observaron desde su primer año de vida y hasta el 31 de agosto de 2013. Solo 6.517 de ellos fueron diagnosticados con autismo y los especialistas no han encontrado vínculos entre la vacuna contra estas enfermedades y el autismo.

"El autismo apareció con la misma frecuencia entre los niños que habían sido vacunados con vacuna triple vírica que entre los 31.619 niños que no habían sido vacunados. Por lo tanto podemos concluir que la vacuna triple vírica no aumenta el riesgo de desarrollar autismo", resume Anders Hviid, uno de los autores del estudio.

Los especialistas centraron sus observaciones en parámetros de riesgo como "niños de padres mayores, niños cuyas madres han experimentado complicaciones durante embarazo, niños cuyas madres han fumado, niños con bajo peso al nacer, así como asociaciones relacionadas con el tiempo entre el momento de la vacunación y el desarrollo del autismo", según explicaron en el sitio web de Statens Serum Institut.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: