English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Michael Jackson

Los herederos del famoso cantante estadounidense Michael Jackson han presentado una demanda contra el canal HBO para intentar impedir la difusión de un documental que será estrenado el próximo 3 de marzo. En el film se recoge entre otras cosas testimonios de varias personas que aseguran que durante su infancia sufrieron abusos sexuales por parte del astro del pop, según reportes.

La demanda asegura que al coproducir y disponerse a emitir el documental HBO estaría violando un contrato en el que se comprometió a no vilipendiar al cantante. Se trata de un antiguo acuerdo comercial que el canal firmó en 1992 para emitir un documental sobre un concierto del artista.

Los denunciantes recuerdan que ya en 2005 el cantante fue absuelto en un juicio en el que se le había acusado de abuso de menores. Entonces, dos de las supuestas víctimas que aparecen en este nuevo documental reconocieron ante las autoridades que Michael Jackson nunca abusó de ellos.

Más tarde, cuando el cantante ya había fallecido cambiaron de versión y comenzaron de nuevo a decir que sí sufrieron abusos por parte del cantante.

"Michael es un blanco fácil porque no está aquí para defenderse, y la ley no protege de difamación al fallecido, no importa lo extremas que sean las mentiras", sostienen en la demanda en la que además reclaman una compensación por daños que podría superar los 100 millones de dólares.

El documental 'Leaving Neverland' se estrenó en el Festival de Cine de Sundance en enero, provocando grandes polémicas, y su emisión en HBO está prevista para el próximo 3 de marzo.

Aspectos de la vida personal de Jackson, como su apariencia cambiante, sus relaciones personales y comportamiento, generaron controversia. En 1993, fue acusado de abuso sexual infantil, pero el caso civil fue resuelto fuera de la corte por un monto no revelado y no se presentaron cargos formales.

En 2005, fue juzgado y absuelto de nuevas acusaciones de abuso sexual infantil y varios otros cargos después de que el jurado lo declaró inocente en todos los cargos. Mientras se preparaba para su serie de conciertos de regreso, This Is It, Jackson murió de intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina el 25 de junio de 2009, después de sufrir un paro cardíaco.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: