EEUU: Un perro desaparece y regresa al día siguiente acompañado de un cachorro y una cabra

En Estados Unidos mucha gente está comentado en las redes sociales la curiosa historia protagonizada por el perro de una familia del estado de Kansas. Al parecer, la familia pensó que su perro estaba perdido y  que ya no lo encontrarían pero regresó al día siguiente acompañado de dos nuevos amigos.

Todo ocurrió después de que Laura, la madre de la familia, dejase que el perro saliera de la casa por la noche para hacer sus necesidades. La mascota nunca regresó, así que comenzaron a buscarla por todas partes y publicaron un mensaje en las redes sociales. “Mi esposa me dijo que había otro perro blanco en nuestro patio, pero ya no estaba Bo, se fue y no regresó”, escribió Kyle, el esposo de Laura, en una publicación en Facebook.

“Lo buscamos por todo el lugar y no pudimos encontrarlo. Decidimos ir a casa y esperar a que regresara, pero nunca lo hizo. Salí por la mañana a buscarlo y no encontré rastro de él en ninguna parte”. mencionó Kyle en la red social.

“Laura recibió una llamada de que alguien había visto a un labrador negro, un labrador blanco y una cabra en la carretera. Mi esposa me llamó y me dio la noticia. Al enterarme supe que ese era nuestro perro. Dejé el trabajo de inmediato y me dirigí al campo, en el lado este de la carretera”, explica Kyler.

Después de haber perdido casi toda la esperanza de encontrar nuevamente a su perro labrador, nunca se imaginaron que escucharían unos ladridos a unos nueve kilómetros de la casa de la familia, solo que esta vez Bo venía con compañía.

El video que se publicó en las redes sociales muestra el momento reconfortante en el cual Bo regresó mientras va corriendo a través de los campos de maíz de Kansas hasta ir con su amo. No muy lejos estaban sus nuevos amigos, otro labrador blanco y una cabra que parece ansiosa por unirse a la familia.

El perro se subió hasta su lugar en el coche, el otro labrador lo siguió de cerca y con tal de quedarse junto a sus amigos la cabra saltó también al interior del vehículo.

“Oye, cabra, ¿también quieres subir a mi camioneta?” preguntó el hombre a la cabra. “¡Entra! Entra en el asiento trasero. Siéntanse como en su casa”, dijo Kyler como si estuviera hablando con un grupo de niños.

Los tres nuevos mejores amigos parecían felices de estar juntos mientras subían al interior del coche. Días después se descubrió que la cabra pertenecía a los vecinos de Kyle, Chris y Shawna Huggans, mientras que el otro Labrador también vivía cerca con sus dueños y todos volvieron con sus respectivas familias.

Compartir