English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

China: El gigante asiático se acerca a los niveles de innovación global de EEUU

China se está acercando a gran velocidad a los niveles de innovación de Estados Unidos (EEUU) según el informe publicado por la revista Forbes del Índice de Innovación Global en 2018.

La Universidad de Cornell, la escuela de negocios y centro de investigación INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) realizan cada año conjuntamente un índice usando como baremo la actividad de publicaciones científicas y en el número de solicitudes a nivel internacional de patentes, y así registrar grupos de innovación en un total de 126 países.

En 2018, China ocupaba el puesto número 17, mientras que los Estados Unidos se situaban en sexto lugar. Desde el año 2016, el gigante asiático ya figuraba entre los 25 países con mayor innovación global, posición que sigue mejorando con el paso de los años.

Las capacidades chinas, en cuanto a innovación, son indiscutibles en diversas áreas como por ejemplo la investigación y desarrollo global de sus empresas, las importaciones de alta tecnología, o la calidad de sus publicaciones.

China en la actualidad, es el país asiático que ocupa los dos primeros puestos del mundo en gasto de I+D y número de investigadores, patentes y publicaciones.

En el informe de Forbes se señala asimismo que el objetivo de Pekín es centrarse en la calidad y el impacto de la innovación.

“China presenta un impresionante ejemplo para que otros países de ingresos medios lo sigan cuando busquen unirse a los escalones de las economías de altos ingresos”.

Según Xiaomeng Lu, gerente de Políticas Públicas Internacionales de Access Partnership, resalta el éxito chino en tecnología militar como en el caso de los satélites Beidou, y el crecimiento de las compañías Alibaba y Tencent que se desarrollan para rivalizar con Amazon y Facebook.

El autor del artículo, Panos Mourdoukoutas, considera que China debe pasar de productos que requieran mucha mano de obra a productos que requieran más tecnología, lo que desenvocaría en un más que probable cara a cara con los Estados Unidos, importante exportador de productos tecnológicos, lo que avivaría la llama de la guerra comercial ya existente entre ambos países.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: