Presidente de Filipinas: “La mayoría de curas son gays”

El décimosexto presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en su último ataque al Vaticano criticaba a la Iglesia católica por reprimir las tendencias homosexuales del clero, y afirmaba:

“La mayoría de curas son gays, el Vaticano debería dejar que estos inútiles tengan novios”

De esta manera exhortaba al vaticano para abolir el celibato “La mayoría de ellos son homosexuales (…) Deben salir a la luz, suspender el celibato y permitirles tener novios”.

El mandatario filipino, partidario de las uniones entre personas del mismo sexo, ha criticado en otras ocasiones a la Iglesia de Roma y a su ley canónica de celibato clarical, ley adoptada por la Santa Sede en 1139 en el Segundo Concilio Lateranense, y que según Duterte fomenta las tendencias homosexuales entre los clérigos.

Duterte asimismo había instado en el pasado a la población a robar e incluso a matar a los líderes católicos, los denominados por él como “inútiles” sacerdotes.

“Estos obispos que ustedes tienen, mátenlos. Esos estúpidos no sirven para nada. No hacen más que criticar”, declaró en el palacio de Malacañang el Presidente de Filipinas en la ceremonia de entrega del Premio Presidencial a los Municipios y Ciudades Amigos de la Infancia el mes pasado.

El presidente del país asiático, anteriormente había declarado públicamente que sufrió acoso sexual por parte de un sacerdote.

Este enfrentamiento con la Iglesia católica se remonta al mes de febrero del año 2017, cuando en una Conferencia de Obispos se criticó la sangrienta guerra contra las drogas y se la tildó de “reino del terror”, a lo que Duterte respondió dirigiendo a los obispos un “hijos de puta”.

Compartir