Vodafone España despedirá al 23% de su plantilla pese a ganar 2.439 millones en 2018

Vodafone España ha anunciado que planea suprimir hasta 1.200 empleos, lo que supone despedir a casi la cuarta parte de su plantilla (23,5%) a través de un Procedimiento de Despido Colectivo. La intención de la compañía es comenzar las consultas con los representantes de los empleados el próximo 25 de enero. Según la regulación laboral, la empresa cuenta con 15 días para constituir una mesa de negociación.

La empresa, que ganó (no facturó) 2.439 millones de euros en 2018 el pasado ejercicio, anunció en noviembre que replantearía toda su estructura empresarial para ver si es la adecuada “a todos los niveles”, también el laboral, para llevar a cabo una nueva estrategia, basada en la competencia por precio, la digitalización y la simplificación de los procesos.

Según justifica el operador a través de un comunicado, la decisión del ajuste se debe a “razones económicas, productivas y organizativas”. La iniciativa también pretende “revertir la negativa evolución del negocio, reforzar su sostenibilidad, proteger la capacidad de inversión y diseñar una organización más competitiva y mejor adaptada a lo que piden los clientes”.

En el mismo comunicado, el operador lamenta que los precios de los servicios de telecomunicaciones no sigue la estela de la demanda de los mismos, que han crecido cerca del 50% en ofertas asociadas a propuestas low y medium cost, sin que ello repercuta en el repunte de los ingresos, con caída de las ventas y de la rentabilidad en el primer semestre fiscal de la compañía. Estas circunstancias adversas obligan a Vodafone “a tener una estructura de costes preparada para competir con éxito en todos los segmentos”.

El operador de telecomunicaciones también indica que “las actuales expectativas de los clientes, que exigen una relación ágil, sencilla e inmediata, llevan a Vodafone a buscar un modelo organizativo más simplificado y que refuerce la coordinación y sinergias entre los equipos”.

Compartir