English

The Liberal Post

Portada Política Sucesos Economía Ciencia Tecnología Sociedad Cultura Historia Viajes

Víctimas del avión derribado en Ucrania - Fuente: Wikipedia

El Ministerio de Defensa de Rusia ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha desvelado pruebas que implicarían a Ucrania en el derribo del vuelo MH17 en el que murieron 298 personas. Según ha detallado el general mayor Ígor Konashénkov, el misil utilizado para derribar el avión de la compañía malasia fue fabricado en Moscú en la época de la Unión Soviética, concretamente en 1986, y fue trasladado a Ucrania tras la caída del régimen socialista.

Tras la creación de las república de Ucrania y de la Federación Rusa el misil nunca volvió a pisar suelo ruso y permaneció bajo el control del ejército ucraniano. El portavoz del departamento castrense, Ígor Konashenkov, recordó que la comisión internacional había presentado imágenes de vídeo que supuestamente confirmaban la presencia en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk de un sistema antiaéreo del Ejército ruso involucrado en el derribo del Boeing malasio, sin embargo según Rusia estas imágenes fueron falsificadas.

Además, las autoridades rusas han hecho pública una conversación de militares ucranianos interceptada por Rusia que prueba la implicación de Ucrania en el derribo del MH17.

El coronel ucraniano de la conversación interceptada por Rusia era el responsable de la situación aérea en Donbás. Según el Ministerio de Defensa ruso, la unidad ucraniana a la que pertenecía el misil que derribó el MH17 participó en operaciones en Donbás. Al mismo tiempo, las milicias de Donbás no tuvieron acceso a ningún misil de sistemas Buk, afirmó Konashénkov.

El vuelo MH17 partió el 17 de julio de 2014 desde el aeropuerto de Ámsterdam con destino al aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur con un total de 298 personas a bordo. Pocas horas después de despegar se estrelló en una localidad ucraniana a 40 kilómetros de la frontera con Rusia. En la actualidad dicha zona se encuentra en guerra civil.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales: