Oriente Medio Siria

Siria: detallan cómo occidente pretende justificar un nuevo ataque

4 de septiembre de 2018
Mariette Dionne

Escrito por:

Siria: detallan cómo occidente pretende justificar un nuevo ataque

“My name is Hala 6 years from the city of Idlib”, con esta descripción apareció en Twitter el pasado 29 de julio una cuenta creada supuestamente por una niña siria que se encuentra en estos momentos en la provincia de Idlib, el último bastión en manos de los terroristas armados y financiados por occidente en Siria.

Ahora que la guerra civil está llegando a su fin gracias al apoyo de países aliados como Rusia e Irán, y a pesar de los palos en la rueda puestos por los países de la OTAN, occidente no parece dispuesta a permitir que el Siria viva en paz. Desde hace semanas estamos asistiendo a una clara organización de un nuevo ataque de la coalición liderada por Estados Unidos que tendría como objetivo volver a dar tiempo a los terrorista para rearmarse y prolongar la agonía de un país que lucha por recuperarse de los estragos de la guerra.

El Pentágono ha desplegado en el Golfo Pérsico el destructor USS The Sullivans (DDG-68), con 56 misiles crucero a bordo, y ha enviado a la base aérea de Al-Udeid, en Qatar, un bombardero estratégico B1-B, armado con 24 misiles crucero aire-tierra AGM-158 JASSM.

Simultáneamente, según recoge la web especializada en geopolítica Voltairenet, los servicios de inteligencia del Reino Unido, el MI6, han organizado un nuevo ataque de falsa bandera en la zona de Kfar Zita. Para llevar a cabo esta nueva provocación, varios especialistas de la firma Olive han sido enviados al terreno y cierta cantidad de armas químicas han llegado a la provincia siria de Idlib mientras que los White Helmets (Cascos Blancos) han secuestrado a 44 niños, que el MI6 británico piensa sacrificar para atribuir sus muertes a un “ataque químico” del Ejército Árabe Sirio contra los “rebeldes” (terroristas apoyados por occidente).

Y aquí es donde entraría la cuenta de Twitter de la que hablamos al comienzo de este artículo. Según la citada publicación digital, el MI6 ya tenía organizada la divulgación de esta nueva intoxicación mediante el “testimonio” que ofrecería Hala. Para eso creó, el 29 de julio, una cuenta en Twitter a nombre de Hala, cuenta a la que se suscribieron de inmediato unos 30 medios de prensa, en espera de la señal de inicio de la Operación “Eyes on Idlib”. Entre esos medios de propaganda aparecen la BBC, Radio Free Europe/Radio Liberty, BuzzFeed y The Huffington Post, que participan todos, de manera activa y consciente, en la propaganda de guerra británica.

Siria y Rusia han reaccionado sin demora, denunciando los hechos, o sea todos los preparativos de la provocación. Rusia ha enviado además importantes cantidades de material militar al puerto sirio de Tartús, en el portacontenedores Sparta-3. Moscú ha reforzado también su presencia naval frente a la costa de Siria –10 navíos de guerra y 2 submarinos rusos– y ha iniciado en la zona una gran maniobra aeronaval en la que participan 25 barcos de guerra y unos 30 aviones.

Este potente movimiento de Rusia hace que los autores del plan que aquí detallamos duden sobre si de llevarlo a cabo se podría provocar un conflicto militar a gran escala. Por este motivo, el Departamento de Estado estadounidense acaba de enviar al embajador James Jeffrey a calmar los ánimos en los países de la región.

Jeffrey planea visitar Israel, Jordania y Turquía en compañía del coronel de la inteligencia militar Joel Rayburn, adjunto del asistente del secretario de Estado a cargo del Medio Oriente, David Satterfield. Los dos enviados estadounidenses deben asegurar a sus interlocutores que Washington no se prepara para bombardear Siria bajo un nuevo pretexto fabricado.