Asia

Corea del Sur sufre una epidemia de espionaje porno

3 de septiembre de 2018
María Amador

Escrito por:

Corea del Sur sufre una epidemia de espionaje porno

Corea del Sur, uno de los países más capitalistas del mundo, está sufriendo una epidemia cuanto menos curiosa. Durante los últimos años se han reportado cientos de casos de cámaras ocultas encontradas en baños públicos de la capital del país, Seúl. Esto ha provocado que las autoridades locales anunciaran el pasado domingo un plan para erradicar este problema.

La medida, anunciada el pasado domingo, prevé llevar a cabo inspecciones diarias de todos los baños públicos de la ciudad en busca de dispositivos utilizados para grabar las partes íntimas de mujeres. Según explica la agencia de noticias local Yonhap, la medida se produce en medio de una epidemia de voyerismo en el país asiático.

Los datos policiales estiman que, entre los años 2013 y 2017, en Corea del Sur se registraron más de 6.000 casos de espionaje con cámaras ocultas, pero se cree que el número puede ser mucho mayor. La mayoría de los agresores fueron hombres.

Los mirones instalan diminutas cámaras espías en las paredes de baños públicos y hasta en retretes, o en zapatos de mujeres para grabar en plena calle o en el transporte público lo que se vea por debajo de las faldas. Las grabaciones de este tipo se propagan rápido en Internet y redes sociales, y forman su propio género del porno, conocido como ‘molka’, que se volvió popular en Corea del Sur.

Actualmente, cada baño público en Seúl es revisado una vez al mes. Las autoridades capitalinas emplean a solo 50 inspectores para supervisar más de 20.000 baños públicos. Sin embargo, los empleados específicamente encargados de detectar cámaras ocultas no han encontrado ninguna en los últimos dos años, según señaló el Gobierno de Seúl

El nuevo plan planea contratar a unos 8.000 trabajadores, que mantienen y limpian los baños, para que realicen chequeos diarios. Las autoridades también designarán unos 1.000 baños públicos que son especialmente propensos a los delitos de cámaras ocultas y los hará revisar con más frecuencia.