Vladímir Putin deja clara su posición respecto a la lucha de clases

Rusia está llevando a cabo una dura reforma en su sistema de pensiones con la que, según el presidente Vladímir Putin, pretenden “asegurar la firmeza y la estabilidad financiera del sistema de pensiones para los años futuros”. Sin embargo, teniendo en cuenta la esperanza de vida de los rusos, que es de las más bajas de Europa, muchos varones rusos jamás llegarán a percibir una pensión.

De llevarse a cabo la reforma propuesta la edad de jubilación de los hombres en Rusia aumentaría de los actuales 60 hasta los 65, una cifra brutal teniendo en cuenta que la esperanza de vida media de los varones en la Federación Rusa es de 66 años.

Lógicamente la medida ha causado un fuerte debate en la sociedad rusa, motivo por el cual Vladímir Putin ofreció un mensaje televisado en el que matizó algunos aspectos de la propuesta inicial aprobada por la Duma Estatal en julio y que, preveía un aumento gradual de la edad de jubilación a partir de 2019. La edad de jubilación para las mujeres subiría de 55 a 63 años en 2034, y para los hombres, de 60 a 65 en 2028.

Sin embargo, Putin durante su declaración televisada propuso modificar algunos aspectos para “suavizar al máximo” el impacto de estas medidas en la sociedad.

En concreto, Putin se ha expresado a favor de aumentar la edad de jubilación para las mujeres hasta los 60 años. “La edad de la jubilación para las mujeres no debe subir más que para los hombres. Por eso, considero necesario reducir la subida de la edad de jubilación para las mujeres, propuesta en el proyecto de ley, de ocho a cinco años”, ha dicho el presidente. Además, el presidente ha propuesto concederles a las madres de familias numerosas el derecho a jubilarse antes.

Sin embargo, esta medida no tiene mucho sentido ya que las mujeres viven de media en Rusia hasta la edad de 77 años mientras que los hombres, fallecen con una edad media de 66 años.

Por otro lado, Vladímir Putin ha prometido implementar unas “garantías adicionales que protejan los intereses de los ciudadanos de mayor edad en el mercado laboral”, incluidos cambios en la legislación e incentivos para los negocios.

Otra propuesta expresada por el jefe del Estado ruso prevé tener en cuenta las condiciones de vida y de trabajo de ciertas comunidades. El presidente ruso ha confirmado que ya han previsto el mantenimiento de privilegios para mineros, trabajadores del sector químico, los afectados por la catástrofe de Chernóbil, etc.

A su vez, para las personas que empezaron a trabajar muy temprano, tiene que existir la posibilidad de jubilarse antes. Putin ha propuesto establecer la vida laboral necesaria para recibir una pensión en 37 años para las mujeres y 42 años para los hombres. El siguiente punto prevé mantener, durante el período de transición, los privilegios vigentes, incluidos los impuestos a los bienes inmuebles y tierras.

Compartir